Productos a comercializar

Debido a los hábitos de consumo y compra, y a la facilidad de comercialización, es muy recomendable introducirse mediante productos como gafas de sol y monturas. Los citados productos son tendencia ambos y en el caso del segundo, suponen un bien necesario en la mayoría de las ocasiones debido a los extendidos problemas de visión en la población.

De esta manera, el uso de gafas de sol como de gafas graduadas, ya no responde exclusivamente a la necesidad de solventar un problema de visión. Actualmente ambos modelos de gafas se han convertido en objetos y complementos de moda, que satisfacen unas necesidades puramente psicológicas, de estima (como ir a la moda o de pertenencia a un grupo).
A ello hay que añadir el hecho de que Portugal es un lugar de tradición de consumo de gafas de sol, ya que por su clima esencialmente soleado o claro, el uso de gafas de sol, si no es imprescindible, es muy recomendable.

Las tendencias en este sector, y en concreto de las monturas y gafas de sol son la búsqueda de monturas fabricadas con nuevos materiales (titanio, madera, corcho, cuero o fibra de carbono), respetuosas con el medio ambiente y personalizadas; la venta online, lentes más resistentes y avanzadas (con adaptación dinámica rápida a la cantidad de luz solar expuesta).

Al encontrarse Portugal junto con España dentro del marco de la Unión Europea, no son requeridas certificaciones u homologaciones diferentes a las nacionales, suponiendo mayor facilidad en la introducción y un ahorro en costes y tiempo. De esta manera, debido a la legislación europea, el único requerimiento será adaptar el etiquetado convenientemente al portugués.

En cuanto a los precios a tener en cuenta, es recomendable observar bien el mercado, teniendo en cuenta que los portugueses buscan precios bajos o, en su defecto, precios razonables debido a los problemas económicos y la extendida cultura de consumo de marcas blancas (en torno a un 96% de la población consume estos productos). Así, es destacable que el consumo de productos ópticos no implica ningún coste indirecto para el consumidor.

Javier Romero Sánchez.
Técnico Superior en Comercio Internacional.

Comments are closed